Revista nº 7, Mayo 2006

Estándar

La “Razón” de un Centenario

Durante el mes de diciembre del año 1710 Brihuega y su entorno se convirtieron en campo de batalla en el que se había de dirimir gran parte del futuro de España. La derrota de los partidarios del Archiduque Carlos, aspirante al trono que quedara vacante tras la muerte sin descendencia del desdichado Carlos II, dejaba libre el camino para el cambio dinástico y la proclamación de un Borbón como nuevo rey de los españoles.

Poco queda en la memoria popular de aquella batalla y su trascendencia, salvo el recuerdo de los actos celebrados en 1910, presentes en la placa que preside la Puerta de la Cadena y en el monumento enclavado en el entorno de Villaviciosa que todos conocemos como “Centenario”. Prácticamente, relegados al olvido permanecen los fastos, los discursos, las celebraciones, y las visitas de personalidades que se desarrollaron en torno a ese año: tan olvidados y relegados como la propia Brihuega que hacía coincidir su decadencia con el inicio del siglo XX.

Hoy, cien años después, no hemos de caer en los errores de antaño, añadiendo alguna piedra más a las ya existentes y dejando pasar una nueva oportunidad de que Brihuega vuelva a brillar con luz propia, algo que tiene bien merecido, aunque sólo sea por la dolorosa contribución a la historia de España hecha por nuestro pueblo.

Por todo ello, es el momento de comenzar el diseño de los actos que se celebrarán el año 2010, convirtiendo dicha fecha en el motor de la política turística y cultural briocense. Para lograrlo es fundamental la creación de un grupo de trabajo coordinado por el Ayuntamiento que, independientemente de lo que deparen las próximas elecciones municipales, garantice la continuidad de los proyectos. Proyectos que, más o menos utópicos, (¿por qué no pensar en la venida de su Majestad el Rey, dado que gracias al resultado de estas batallas su familia reina en España?) no tengan su punto final en 2010 sino que, al contrario, signifiquen un punto de partida y permanezcan a lo largo de los años. Cualquier idea (la creación de un museo de la Guerra de Sucesión, la  organización de un congreso anual de historia de ese período, la celebración de simulacros de la batalla en los que el pueblo participe masivamente,…) ha de ser bienvenida siempre con el objetivo de que redunde en beneficio para el pueblo. Y ello, naturalmente, contando con la colaboración de todas las entidades que tengan algo que ver con los actos a celebrar, comenzando por la Diputación Provincial, pasando por la Junta de Comunidades y finalizando en el propio Ministerio de Defensa.

Desde Gentes de Brihuega, y como primer paso, la próxima edición de las Jornadas de Estudios Briocenses, que desde estas páginas abrimos a la participación de todo aquellos interesados en esta fecha tan señalada, prestará atención especial tanto a los sucesos de 1710 como a las conmemoraciones posteriores, muy en especial la desarrollada en 1910, y ello como presentación de lo que ha de ocurrir en 2010.

Sabemos que opiniones similares se mantienen en el resto de asociaciones y entidades briocenses. Quedan cuatro años; hay tiempo de sobra. Ánimo, pues, y que las autoridades competentes y responsables tengan la visión suficiente para liderar esta tarea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s