Fuentes y manantiales de los campos de Brihuega (V)

Estándar
Por José Antonio Arenas

Una vez más sale a la calle nuestra revista Gentes de Brihuega, y de nuevo me permito traer asus páginas una breve reseña de algunas de las fuentes que la naturaleza nos regaló.

FUENTE CAGÁ (Fotos 1 y 2)

Foto 1. Fuente Cagá sin agua, muy deteriorada y oculta por la maleza hasta que fue recuperada en 2008

Foto 1. Fuente Cagá sin agua, muy deteriorada y oculta por la maleza hasta que fue recuperada en 2008

Pocas fuentes pueden acumular en su historial lo que ésta: en primer lugar lo curioso, rotundo y poco poético de su nombre; en segundo el verse citada en una obra literaria de fama mundial escrita por un Premio Nóbel; y por último, que al igual que aquella mitológica ave fénix, podemos decir que ha renacido de sus cenizas.

Lo de su nombre que cada cual piense lo que quiera, pues desde que se tienen noticias de su existencia se la llamó así, y ya los abuelos de nuestros abuelos la conocieron y mencionaron con tan contundente, breve y agudo topónimo. Además, y apesar de su inusual denominación, impuso su nombre al camino que pasa junto a ella y que desde elpueblo asciende al alto alcarreño. La cita literaria que se hace de ella se puede encontrar en Viaje a la Alcarria, de Camilo José Cela,que con el tiempo sería galardonado con el Premio Nóbel de Literatura. Cela pasó por ese atajo y esa fuente en junio de 1946, y en las páginas que escribe sobre Brihuega dedica unas pocas líneas al camino,a la fuente y a su nombre.

Foto 2. Fuente Cagá- Rehabilitada en 2008 cuando se acondiucionó el camino

Foto 2. Fuente Cagá- Rehabilitada en 2008 cuando se acondicionó el camino

Por último, el decir que ha renacido de sus cenizas como aquella ave de la mitología, no es exagerado.Durante muchos años, por falta de uso y mantenimiento, la fuente quedó sin agua y las zarzas le fueron ganando terreno hasta casi tapar sus restos. En 2008, cuando el Ayuntamiento inició el arreglo delcamino que pasa junto a ella, alguien tuvo la feliz ideade encauzar de nuevo el agua desde el manantial situado un centenar de metros más arriba, y tras un concienzudo desbroce y arreglo del canalillo que antaño sirviera de abrevadero para el ganado, comenzó de nuevo su andadura como la fuente Cagá. Y ahí está, manando agua por su único caño,aunque afeado su entorno por un desvencijado vallado levantado con los más heterogéneos materiales que encontró el que plantó el más minúsculo huerto que seguramente existió, y que luego abandonó sin retirar tan antiestético cerramiento

FUENTE DE LA BOQUILLA

Fuente de la Boquilla

Fuente de la Boquilla

De todas las fuentes de las que puede presumir Brihuega en sus alrededores, puede que sea ésta la más visitada y nombrada, pero sólo en unas pocas horas del año: la tarde-noche de cualquier 16 de agosto. En esas horas posteriores a la suelta de los toros por las calles y el barranco de Valdeatienza, raro es el año que, ya anochecido, algunas reses de la manada no vayan a parar al paraje de La Boquilla, allí donde el vallejo de Valdebruscos se estrecha mientras sube a la Alcarria; en este lugar de intrincada vegetación y hermosa chopera, fresco y con agua, descansaran los toros y mansos tras los avatares del encierro. Llegada la madrugada serán conducidos de nuevo al pueblo cumpliendo así con el rito de la subida.

En este paraje, sombreado y tranquilo, brota el agua de un manantial que nutre la fuente de La Bo quilla. Sólo dispone de un caño que vierte a un pilón rectangular de ladrillo enfoscado al igual que el plinto frontal. En épocas lluviosas, las aguas manan por varios puntos próximos a la fuente, por lo que no esde extrañar que cuando en 1969 y 1970 se buscaba un manantial para abastecimiento del pueblo, se llevó agua desde aquí hasta el depósito construido en el cerro de la Horca mediante una conducción tendida por la ladera de Valdebruscos. En tiempos ya lejanos los terrenos por debajo de la fuente se fueron habilitando en terrazas sucesivasy aprovechados como huertos dada la abundancia de agua. Hoy en día, al no ser trabajados, las aguas sin encauzar se han perdido entre las numerosas junqueras que crecen en los alrededores, si bien aflora unos centenares de metros más abajo, y es aprovechada para el riego de varias parcelas y huertos que se han ido creando en los últimos años en terrenos que normalmente se sembraban de cereal. Por último, para cerrar el comentario sobre esta fuente, decir que en ningún libro ni documento consultado, ni ninguna persona a la que he recabado in formación, me ha podido dar una pista para saber el origen y la toponimia de este paraje y de su fuente. Pero no importa, cuando en la noche de un 16 de agosto se oiga decir que los toros están en La Boquilla, todo brihuego sabrá donde están y que será casi seguro que habrá subida.

FUENTE MARCOS

Fuente Marcos

Fuente Marcos

Saliendo de Brihuega por El Portillo y tomando el camino de Carraguadalajara, nos desviaremos hacia el sur costeando la ladera que cae desde La Atalaya por encima del barranco del Lagar siguiendo una vereda conocida como senda de la Vaca. Iremos acompañados en todo momento de viejos y retorcidos olivos y una heterogénea diversidad de plantas,entre las que predominan la gayuba, el zumaque, el tomillo y el espliego.

Recorrido un trecho de unos centenares de metros llegaremos hasta al lugar que buscamos: Se trata de la Fuente Marcos. Difícil de localizar entre la vegetación de la parte baja del camino, es fácil pasar de largo sin encontrarla.Un viejo bidón sirve como recipiente donde se recoge el agua que mana de un sencillo caño incrustado directamente en la pared natural formada por piedra de toba. Una vez que rebosa del rudimentario receptáculo, el preciado líquido se filtra de nuevo en el terreno sin formar ni el más mínimo regato. Sólo las junqueras denotan la existencia de humedad en un pequeño tramo de la ladera. Sin embargo, a pesar del corto recorrido del agua de esta fuente, su existencia ha sido muy apreciada por los cazadores que, sobre todo cuando abundaba la caza en estos parajes, recorrían con sus perros las cuestas en busca del conejo o la perdiz. Hoy en día que la caza menor casi ha desaparecido de estos parajes, sigue siendo esta fuente lugar de abrevadero de los cada vez más numerosos corzos que acuden al lugar en busca de agua.

El topónimo con que se la conoce es, como en la mayoría de los casos, de origen incierto. Según unos se debe al nombre del labrador que era dueño de aquellos intrincados terrenos; según otros al de la persona que recogió las aguas y materializó la fuente para uso de todos. En cualquiera de los casos hace de eso muchos, muchos años. Cuando en las primeras horas de la tarde del 22 de julio de 2009 un incendio, originado por la negligencia de algunos, arrasó estas laderas dejándolas calcinadas, la fuente quedó desprovista de su exuberante entorno vegetal y bastante malparada; debido a que el terrero quedó suelto, las lluvias posteriores arrastraron tierra y piedras que dejaron el manantial y su acceso casi cegado. Una fuentecilla más que si no se remedia pasará a engrosar la lista de las que se han perdido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s